3 mitos sobre el Marketing de los Hoteles

3 mitos sobre el Marketing de los Hoteles

3 mitos sobre el Marketing de los Hoteles es una adaptación de un artículo publicado en Estados Unidos.

El marketing de los hoteles está lleno de mitos, y lleva una dinámica tan endiablada que es difícil de seguir, de estar al día. Probablemente pocos sectores “tradicionales” hayan tenido una evolución como la de los hoteles y las compañías aéreas (en sentido amplio, incluyendo las OTAs como booking o Expedia y los metabuscadores  como TripAdvisor o Trivago), que son los mejores clientes de Google y probablemente facturen  cerca de 10.000 MM$ de los 60.000 que factura cada año Google. A pesar de que la dinámica turística del sol y playa hace 30 años era impresionante … aunque a golpe de telex y fax, tecnología del siglo pasado.

Analicemos los tres mitos:

Mito 1 – El SEO es la piedra angular del Marketing de los hoteles.

No, no lo es. El CEO de Priceline (la matriz de Booking) Paul Hennesy dice “Yo creo que este es un mundo de pago”.

Y desde luego lo es. Google deja muy poco espacio en la primera página para los resultados orgánicos de búsqueda, en el caso de ciudades como Madrid o Barcelona sólo dos o tres resultados (en la segunda mitad de la página de resultados) en los que también pueden/suelen estar booking, tripAdvisor, etc. En el caso de ciudades pequeñas es más fácil, porque hay menos competencia.

En cambio el marketing de contenidos para hoteles da muy buen resultado. El contenido informativo, ingenioso e interesante traerá lectores a tu web (a tu blog especialmente) que se pueden convertir en clientes.

En cualquier caso el SEO onpage debe estar bien hecho y todos los enlaces, especialmente los que vengan de redes sociales, serán bienvenidos.

Mito 2 – Las OTAs son el enemigo

Pues claro que no! Lo preguntamos en todos nuestros cursos y no hay hotelero que diga que es el enemigo, aunque les de coraje pagar las facturas de las OTAs. Sería absurdo que lo dijeran y siguieran utilizándolas.

Son el mejor Director Comercial que puedes tener: sólo cobran si te traen clientes.

Darren Huston, el CEO de Booking dice “Estamos orgullosos de ser el marketing mas barato de tu hotel, por eso los propietarios y los hoteleros siguen con booking”.

A verdad es que con las OTAs puedes llenar tus habitaciones con un coste variable y te puedes dar de baja cuando quieras. Así que si las necesitas ya sabes. Y cuando llegue el clente al hotel le pides la dirección de correo electrónico para hacer email marketing.

Mito 3 – Necesitamos un proceso de reserva online complejo porque vendemos un producto complicado.

Tonterías! La mayoría de las reservas que se pierden es porque el proceso de reservas no es fluido, es complicado. Prueba a hacer una reserva de una habitación de tu hotel en booking y en tu página web: Cronómetro en mano. En la mayoría de webs de hoteles se tarda el doble de tiempo porque el proceso es complejo, el motor de reservas no es moderno y fluido o porque se empeñan en vender un montón de extras como la botella de cava. ¿Conoces el sistema de ventas patentado por Amazon por el que confirmas la compra con un solo click? Pues a eso hay que ir.

Y siempre te queda  la opción de reconfirmar la habitación por mail y ofrecer esos extras (spa, desayuno, etc).

Bájate la app de Hotel Tonight al móvil y comprueba lo fácil que se hace una reserva.

Y ahora te hacemos nuestras sugerencias:

  1. Aunque el posicionamiento SEO sea complejo en el mundo de los hoteles haz bien los deberes: haz una auditoría SEO con woorank.com en 2 minutos y corrige los errores. Trabaja bien el blog de tu hotel que te traerá alegrías (visitas, reservas y facturación).
  2. Las OTAs intentan utilizarte para su provecho, utilízalas tu cuando las necesites.
  3. Revisa el proceso de reservas en tu web y motor de reservas y si fuera necesario cambia la web (responsiva) y el motor de reservas (responsivo): te juegas la facturación del negocio con estos dos elementos. El negocio ya está en el móvil.

Esta entrada del blog es una adaptación de un artículo escrito por Babs S. Harrison, Directora General de Babs Harrison and Partners, de Phoenix, con su permiso.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *